Publicado en Tema 4: La Biosfera

La célula

Os adjunto un pequeño juego para conoces los distintos orgánulos celulares…

66680291-ilustracic3b3n-vectorial-de-dibujos-animados-de-la-estructura-de-la-cc3a9lula-vegetal-ilustracic3b3n-que-muestra-la-a

http://www.edistribucion.es/anayaeducacion/8420050/U03/U03_01_EPI_02/actividad3_2_nb/index.html

Anuncios
Publicado en Tema 3: Los Ecosistemas

El Gambario

Por fin señores ha llegado el momento de comenzar a montar nuestro propio ecosistema. Para ello comenzaremos por ir aplicando poco a poco los conocimientos de ciencia que hemos ido adquiriendo, para así comenzar a adquirir conocimientos nuevos…

clipart0052

En un acuario se pretende reproducir de forma artificial un pequeño sistema ecológico capaz de subsistir por sí mismo, prácticamente en circuito cerrado, y en el que animales y plantas acuáticos puedan desarrollar de la forma más completa y natural posible sus ciclos vitales (alimentación, crecimiento, reproducción, etc). Al igual que en la propia naturaleza, la subsistencia de este ambiente es el resultado de un equilibrio perfecto entre todos los elementos que coexisten, un equilibrio perfecto entre biotopo y biocenosis.

Pero, por sus propias características, un sistema cerrado como el aquí descrito dificilmente puede ser autosuficiente, por lo que hay que tener siempre en cuenta, y controlar, las alteraciones que en él se producen. Esto quiere decir, que, si por una parte hay que aportar alimentos y aire al acuario, por otra parte, sus habitantes producen residuos (alimenticios y respiratorios):

  • El sistema requiere -> luz, alimentos, O2 …
  • El sistema produce -> excrementos, residuos orgánicos, CO2 …

El equilibrio entre estos dos factores se consigue en la naturaleza de una forma prácticamente automática, pero en el ecosistema artificial que es un acuario, se necesita un continuo y riguroso control para que la balanza no se desplace hacia ninguno de los dos lados. La ruptura del equilibrio, el exceso o defecto de cualquiera de los dos factores, sería el desastre para el acuario…

La idea básica de interconexión entre cada uno de los elementos presentes en el acuario podríamos resumirlo de la siguiente manera:

  • los peces se alimentan, excretando los residuos de su alimento, y al respirar utilizan el oxígeno desprendido por las plantas, las cuales a su vez absorben el CO2 procedente de la respiración de los peces.
  • restos varios, excrementos de los peces, partículas de alimento no consumido, etc. constituyen las materias orgánicas no utilizados directamente y que se concentran a nivel del suelo y en su interior (sobre todo por la acción aspirante de un filtro de fondo) si no se eliminan del circuito.
  • flora microbiana (sobre todo bacterias nitrificantes) que habita en el suelo aprovechando la materia orgánica residual y transformándola en sales minerales.
  • los vegetales se nutren a su vez a expensas de estas sales minerales, transformadas por las bacterias, que les sirven directamente de abono fertilizante.
  • la luz permite el desarrollo equilibrado de todas estas interrelaciones ya que aporta a las plantas las energía necesaria para que conviertan las sales minerales del suelo en materia utilizable directamente para su propio crecimiento.

Estos son pues los elementos básicos que actúan en el ecosistema que pretendemos imitar en un acuario; si comprendemos claramente la función de cada uno de ellos por separado y la que realizan como parte de un conjunto interrelacionado, será más fácil mantener todo el sistema en equilibrio y conseguir que el acuario funcione de la forma lo más natural posible.

Los productos de desecho, por desgracia, se van acumulando en el agua y acaban produciendo efectos tóxicos en las especies presentes. Para evitar esto, el agua del sistema ha de purificarse de alguna manera, bien sometiéndola a algún tipo de tratamiento artificial que elimine esos residuos, bien por medio de una sustitución total. Teniendo en cuenta lo difícil que en la mayoría de los casos puede resultar recurrir al segundo procedimiento (sustitución total), se han estudiado y perfeccionado técnicas sencillas para purificar el agua en un sistema cerrado antes de recircularla (filtración), lo que permite mantener su alta calidad prácticamente por tiempo indefinido.

Las alteraciones más importantes que se producen en el agua de un acuario que funcione en circuito cerrado vienen determinadas básicamente por la cantidad de sustancias excretadas (en lo que influye el número de especies que viven en él y la cantidad de alimento aportado) y por la eficiencia del sistema de filtro que se utilice (considerando también el porcentaje y frecuencia de renovación de agua). En este aspecto, la temperatura del agua es un factor secundario, pero que puede llegar a tener gran influencia en el equilibrio de las complejas transformaciones químicas que se suceden en el interior del acuario.

Los cambios más importantes que se producen en el agua de un acuario en circuito cerrado, y los métodos más sencillos para contraarrestarlos serían pues los siguientes :

  • El O2 (disminuye): para renovarlo, se utilizan plantas y se aporta aire a presión
  • El CO2 (aumenta): se elimina utilizando plantas y mediante una buena aireación
  • El NH3 (que proviene de la orina): se transforma en Nitratos, menos peligrosos, por medio de las bacterias nitrificantes

Algunas cuestiones:

  1. Realiza un mapa conceptual sobre las distintas interacciones que se dan entre los elementos bióticos y abióticos de nuestro gambario. Para ello tendrás que buscar información, preguntar, y pensar un ratito. Me vale tanto en formato papel como que me enviéis un archivo al correo. Los más completos, aparte de tener mejor puntuación, los colgaré en el blog de la asignatura.
  2. Busca información sobre las características del agua (el medio) que debemos usar…
  3. ¿Por qué motivos necesitaremos plantas naturales en nuestro sistema? ¿Qué tipo de plantas pueden ser más beneficiosas para nuestro acuario?
  4. Si necesitamos plantas necesitaremos un adecuado sustrato donde puedan proliferar… ¿Qué características ha de tener el sustrato de nuestro acuario?
  5. ¿Por qué son importantes las bacterias en nuestro acuario? ¿Qué funciones cumplen?
  6. Investiga sobre el ciclo del nitrógeno en un acuario. ¿Qué bacterias se encuentran involucradas?

 

Publicado en Tema 3: Los Ecosistemas

Especies invasoras…

El Guadiana se muere: así devora una planta del Amazonas el cuarto río de España

Hace 10 años apareció en el Guadiana el camalote, una peligrosa especie tropical que ha ido invadiendo su cauce y está acabando con este ecosistema fluvial. Un drama ambiental y socioeconómico en el que se han invertido 30 millones de euros y que no ha dado resultados.

A su paso por Medellín (Badajoz), el Guadiana parece el Amazonas. No por la amplitud de su cauce ni por el volumen de su caudal, bastante mermado a causa de la sequía, sino por el camalote, una peligrosa planta tropical que ha invadido por completo su superficie de orilla a orilla y que está acabando con uno de los ríos más importantes de España. Una catástrofe medioambiental que se ha ido gestando en los últimos 10 años ante la pasividad e ineficiencia de las instituciones, que afecta ya a 157 kilómetros de río y que amenaza con llegar al pantano de Alqueva (Portugal), el más grande de Europa. De ser así, las consecuencias serían fatales.

“Si te digo la verdad, yo estoy en el ajo por pena. Porque me duele en el alma lo que está ocurriendo con un río en el que me he bañado, en el que he ido a pescar o a coger huevos de pato. Aquí, en Medellín, en ese mismo río, mis hijos hoy no pueden ni meter el pie en el agua. El camalote es un cáncer que hay que eliminar cuanto antes“. Quien habla es Susana Cortés, abogada y portavoz de SOS Guadiana, una plataforma integrada fundamentalmente por vecinos de Medellín que trata de combatir un drama que golpea con fuerza a Extremadura. “Tras 10 años y cerca de 30 millones de euros de dinero público gastados, la cosa ya no es que esté igual, es que está peor que nunca. Se han hecho las cosas muy mal”, lamenta Cortés desde el otro lado del teléfono.

El camalote o jacinto de agua es una planta acuática invasora originaria del Amazonas. Esta especie, que se expande sin control gracias a su poderosísima capacidad de reproducción, tapiza completamente la superficie del río e impide que pase la luz. De esta forma, evita que las algas y otras especies vegetales de los ecosistemas fluviales realicen la fotosíntesis y las termina aniquilando. Los peces mueren por falta de oxígeno y se producen putrefacciones que afectan a la calidad de las aguas. Especies animales autóctonas que hasta la fecha convivían en el ecosistema del Guadiana como la garza o el cormorán se han visto obligadas a desplazarse a otras zonas para poder sobrevivir.

El camalote sobre la superficie del Guadiana a su paso por el municipio de Don Álvaro, en 2016.

El camalote sobre la superficie del Guadiana a su paso por el municipio de Don Álvaro, en 2016. SOS Guadiana

Pero la cosa no acaba aquí. La planta, que consume grandes cantidades de agua y merma el ya de por sí castigado caudal del río, provoca que el agua deje de ser apta para el riego y el consumo humano si se descompone. Además, debido a su altísima capacidad de propagación, el camalote llega a colarse también en los canales de riego, obstaculizándolos e impidiendo el paso del agua. En la actualidad, la plaga amenaza más de 42.000 hectáreas extremeñas de regadío que dependen directamente del río. Un desastre socioeconómico de enormes dimensiones.

Una especie amazónica en Extremadura

Pero, ¿cómo pudo llegar una planta tropical como ésta, originaria del Amazonas, hasta un río español? En Extremadura existen dos teorías. “La versión ‘oficial’, que sostiene la Confederación Hidrográfica del Guadiana, apunta a que alguien la trajo a Europa desde América para tenerla como planta decorativa en algún estanque o charca. La cosa se le fue de las manos y se cree que llegó hasta el río por algún canal de riego”, explica la portavoz de SOS Guadiana.

Sin embargo, desde la plataforma creen que el descuido pudo producirse de otra forma totalmente distinta. “La primera cepa surgió en el río hace unos años en la zona de la Encomienda. Por aquel entonces se estaban haciendo obras en la autovía y la empresa constructora había estado trabajando en Brasil. Creemos que las semillas podrían haber llegado en las ruedas de los camiones y los tractores“.

El camalote, que tiene una flor violeta, es una de las 100 especies invasoras más dañinas de todo el mundo.

El camalote, que tiene una flor violeta, es una de las 100 especies invasoras más dañinas de todo el mundo. Wikipedia

Ahora, una década después, la plaga ha alcanzado unas dimensiones bíblicas y ya no hay quien la pare. El camalote se ha hecho indestructible. “Es una cosa bestial. Las semillas sobreviven cuatros años fuera del agua y hasta 20 dentro. Basta con dejar una mancha de camalote de 50 centímetros de ancho por 50 de largo sobre el río en febrero o marzo y, en función de las aguas, en agosto ha podido llegar al otro lado“, explica la bióloga Trinidad Ruiz, profesora de la Universidad de Extremadura y una de las investigadoras que más ha tratado el problema.

Para más inri, se da la circunstancia de que el Guadiana tiene unas particularidades que favorecen el crecimiento del camalote. “Además de las altas temperaturas que necesita, la planta requiere unos altos niveles de nitratos y fosfatos que este río posee fruto de haber vertido a su cauce herbicidas y pesticidas que se utilizan en las zonas agrícolas”, asegura Ruiz.

Una planificación insuficiente e ineficaz

En Medellín, estos días, el Guadiana es una triste estampa que prácticamente ninguno de sus más de 2.000 habitantes reconoce. Los vecinos se acercan al río para contemplar cómo el camalote se ha adueñado de todo el cauce. Su alcalde, Antonio Parral, asegura que la situación es más que preocupante. “El motor económico de nuestro pueblo es la agricultura, que se ve afectada por esta plaga. Pero es que, además, uno de los principales atractivos turísticos de Medellín era nuestra playa fluvial, que llegó a tener hasta 50 chiringuitos a los que iban las familias. Ahora, pasas por el puente que cruza el río y es que ni siquiera se puede ver el agua“, lamenta el regidor.

Parral apunta que la planificación que ha realizado la Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG), organismo que tiene las competencias para luchar contra el jacinto de agua, es insuficiente e ineficaz. “No queremos que se diga que se van a destinar más recursos, sino que se actúe. Porque los resultados saltan a la vista: el camalote lo está invadiendo todo“, advierte.

Desde la CHG, José Martínez, su presidente, asegura que eliminar por completo esta plaga del Guadiana es directamente una “utopía”. El organismo emplea una pequeña flotilla de embarcaciones, vehículos anfibios y hasta una estación mecánica capaz de eliminar cientos de toneladas de camalote en esta batalla. “Actualmente, alrededor de 80 o 90 personas trabajan entre Medellín y la frontera de Portugal para tratar de quitar el camalote del río y controlar su crecimiento”, explica Martínez. Este incremento de personal se ha producido gracias a una encomienda de gestión adjudicada a la empresa pública Tragsa por un importe de 3,7 millones de euros y una duración de un año.

Vista aérea de un tramo del Guadiana lleno de camalote.